¿Funciona el “método” De Biasi?

 

El efecto De Biasi parece diluirse como un azucarillo tras el varapalo del Deportivo Alavés en el Coliseum Alfonso Pérez (4-1).

Artículo elaborado por @guia_alaves. (pueden seguirle en twitter haciendo click en su nombre).

Actualización 12/11/2017

 

Todo era optimismo tras la agónica victoria del equipo babazorro en Mendizorroza hace tan solo 15 días. El gol de Santos nada más comenzar el encuentro ante el Espanyol, sirvió para certificar la segunda victoria del técnico italiano tras 12 jornadas disputadas.

Este sábado llega un Eibar que ayer vapuleó a una de las sensaciones de la temporada, el Real Betis (5-0), conjunto el de Quique Setién, que llegó a poner patas arriba el Santiago Bernabeu.

De Biasi tomó las riendas del equipo en la jornada 7 en el Ciutat de Valencia, en el que el equipo consiguió los tres puntos gracias a los goles de Munir y Álvaro Medrán. Era la primera vez en la temporada que el equipo dejaba la portería a 0, y el segundo que era capaz de marcar en lo que iba de liga. Cuando el partido estaba del lado vitoriano, el técnico pasó de un 1-4-3-3 a un 1-5-3-2.

Repitió la primera estructura sin resultado favorable ante la Real Sociedad en casa (0-2) y en la siguiente jornada empezó a utilizar el ya mencionado 1-5-3-2 ante el potencial ofensivo del Betis, que no sirvió ni para cortar sangría goleadora ni para puntuar: 2-0 en el Benito Villamarín.

Desde entonces este sistema ha sido utilizado por De Biasi en las tres últimas jornadas; gran actitud y castigo ante el Valencia 1-2, la mencionada victoria ante el Espayol 1-0 y el naufragio en Getafe 4-1.

Prisas, mala planificación y una plantilla con ciertas carencias en algunas demarcaciones, es lo que se ha encontrado el técnico italiano en su llegada a Vitoria. Eso es algo objetivo.

Jugar con 1-5-3-2 conlleva una serie de limitaciones, que deja sin sitio o descoloca a algunos jugadores llamados a ser fundamentales en el once: Medrán sin sitio tras el partido ante el Valencia por contrato, entrando en segundas partes y sin continuidad; Pedraza “limitado” en la posición de carrilero, en la que el cordobés no acaba de estar cómodo, teniendo al único lateral izquierdo disponible, Rubén Duarte en el banquillo o fuera de la convocatoria. Wakaso tras hacer tres partidos muy buenos, siendo para muchos el MVP en la victoria contra el equipo periquito, se queda en el banquillo en Getafe, y acaba jugando de lateral izquierdo, mientras en el derecho lo hizo el señalado Burgui tras la entrada de Ibai Gómez por delante. Diéguez asentado como central, debe calmar su ímpetu ya que sale a tarjeta por partido en detrimento de Maripán.

O todo ello se encauza correctamente, o el equipo es incapaz de ganar y por tanto los jugadores no puntuarán bien en muchos de los juegos Fantasy.

Como hemos visto, acumular una línea de cinco atrás o más jugadores de corte defensivo, no es suficiente para acabar de cambiar el rumbo del equipo albiazul. Sumado a la falta de gol y a los problemas en tareas de elaboración, el equipo no acaba de arrancar, y pronto pueden empezar las dudas. Ayer tuvo reunión con la plantilla en el primer entrenamiento de la semana, de esas que ningún entrenador quiere tener; señal de que las cosas no van tan bien.

¿Pasará a jugar con defensa de 4?

En la “final” del próximo sábado 25, 13 horas ante el Eibar, no hay excusas; el equipo de De Biasi tiene que proponer, debe salir a por todas, a crear juego y cambiar la actitud para devolver el apoyo a la parroquia vitoriana, que no puede ser de otra manera que con tres puntos.

¿Lo conseguirá?

 

Podrán seguirnos en nuestras redes sociales haciendo clic en los iconos de Twitter, Facebook y ahora también en Instagram:

Deja un comentario